Páginas

jueves, 2 de octubre de 2014

Marketing vs Marketing Online

La figura del director de marketing se ha visto amenazada por la aparición de un nuevo tipo de perfil de trabajador especialista y con perspectivas de crecimiento como es el director de marketing online. Los jóvenes de hoy en día que cursan un grado en ADE están advirtiendo este cambio de roles en el organigrama de las empresas para lanzarse a una nueva vía de desarrollo totalmente orientada al futuro y presente más inmediato de las empresas.

¿Marketing y Marketing Online están enemistados?
Cualquier empresa debe buscar la armonización entre empleados y departamentos, y pese al canibalismo de ciertas áreas en las que ha irrumpido la versión online del marketing, ambos departamentos deben reorganizar tareas y asentar unas bases, principios y protocolos.
Si bien la lógica nos lleva a pensar que el departamento de marketing actúa sobre los entornos offline y el de marketing digital sobre el área online, la realidad de la empresa va mucho más allá, debiéndose definir líneas estratégicas relacionadas con la imagen de marca, la percepción del cliente y el posicionamiento frente a la competencia.
Es por ello que todavía hoy el departamento de marketing tiene una cierta ascendencia sobre su hermano pequeño online, por el hecho de que son quienes definen la imagen y tipología de campañas que se van a llevar a cabo para cada producto, a la vez que establece planes de crecimiento y publicitarios.
¿Y en el futuro?
¿Qué pasa cuando el departamento online tiene más datos sobre la repercusión de las acciones de marca y publicitarias que el propio departamento de marketing?
Las tornas podrían cambiar, y la toma de decisiones de negocio y reputación, tanto online como offline, podrían empezar a tratarse desde las áreas orientadas al negocio en la red.
En primer motivo por la gran cantidad de información de que disponen y la posibilidad de cruzar estos datos a través de la business intelligence con otros de tipo offline, como puedan ser stocks, datos comerciales de clientes o proveedores y analítica del comportamiento del cliente en tienda.
Y en segundo lugar, somos conscientes que cada vez más, el perfil offline está más integrado con el usuario online. Es decir, todos llevamos una “doble vida” en que observamos online para comprar offline, o bien tocamos offline para buscar el “best deal” online. Sea cual sea el comportamiento, la línea que separa las personas físicas de sus alter ego online es cada vez más delgada e interconectada, llevando esta situación a que la información más relevante y determinante para definir el comportamiento y hábitos de compra de los clientes potenciales se enmarque dentro de un entorno online.
Dicho todo esto, ¿quién creéis que serán los directores generales del futuro?


No hay comentarios:

Publicar un comentario